Clientes enfadados parte I

Clientes enfadados parte I

Yo era una persona normal, de esas que se enfadaban cuando un pedido se entregaba tarde, cuando ponían que el repartidor había venido pero yo estaba en casa y podía admitir bajo juramente que el cartero efectivamente no había venido. Pero un día hace seis años empecé a dedicarme a enviar paquetes y en tratar con el público cara a cara. Andreu Buenafuente, uno de mis cómicos favoritos dice que el público como conjunto es encantador pero que con el individuo en concreto puedes toparte con un #/!& de ($&% de vez en cuanto.

Un precioso ´Pues que os jodan´ fue lo que una clienta me dijo el otro día al recibir uno de esos emails automáticos que uno recibe cuando un pedido se cancela, y es que ella quería pedir contra reembolso cuando ya nos había rechazado un pedido en la puerta de casa contra reembolso antes haciéndonos pagar 12,50€ por gastos de envío, devolución y pagar el servicio contra reembolso que es caro... Y este es otro tema, gente que prefiere pagar 5€ por pagar en casa en lugar de pagar con tarjeta o bizum en la web que es gratis, en fin...

Pues ayer volvió a pasar, una clienta hizo mal su pedido y por lo tanto no recibió lo que en su cabeza creía que había pedido. Puede pasar, vas añadiendo y quitando cosa al carrito y oye, todos nos equivocamos.

Nosotros que al ser humanos a veces cometemos errores y si nos escriben o llaman, rápidamente corregimos el error, mandamos lo que falta o estuviese mal y solemos añadir algún detalle por las molestias, que menos. Ella nos habló en WhatsApp para llamarnos ladrones y estafadores por lo que yo revisé rápidamente su pedido y cuando volví a ella 45 segundos después tenía ya 3 audios de 4 segundos cada uno insultando, 7 mensajes más de texto llamándonos ladrones... efectivamente esta clienta no estaba teniendo un buen día. Le hice un video de nuestro sistema para marcarle lo que ella había pedido, además antes de pedir nos había hablado en WhatsApp y le mandamos foto con los precios, opciones del packs... y todo estaba muy claro pero ella seguía insulando, ¿qué podía hacer yo?

Y aquí es donde coge peso el sentido común. El cliente no lleva siempre la razón y sin perder la educación por mi parte le dije que no podía tolerar semejantes palabras hacia nosotros, que podía disculparse o enviar un email si tenía algún problema para que otra persona le atendiera. No es que yo quisiera no tratar su problema pero ¿hasta dónde tenemos que aguantar y tolerar? Ella entonces amenazó con dejar malas reseñas, y claro al ser mundo libre este en el que vivimos creo que le molestó mi indiferencia. A día de hoy no tenemos un email suyo pero tampoco unas cordiales disculpas en WhatsApp y estoy seguro que ella ya se ha percatado de que hizo mal su pedido.

Con todo esto me doy cuenta de que somos insoportables, todos y estoy incluyéndome. Ahora tengo una cruzada personal contra los patinetes que van por las aceras, nosotros estamos en Valencia y si algo tiene Valencia son carriles bici por cada punto de la ciudad y cada día si no estoy apunto de morir 4 veces por atropello de patinete, bici o turista en bici por las aceras es porque voy con extremo cuidado. Me fastidia sobremanera la gente que hace algo mal, le dices algo con respeto y en lugar de disculparse se enfada y hecha a ti la culpa. A esos tolerancia cero pero si tu paquete llega tarde recuerda que en Correos trabajan seres humanos, con su sobrecarga de trabajo, sus problemas como todos y que Mari Pili tu cartera de toda la vida no entrega tarde tu paquete porque ella quiera arruinarte la vida entregándote tu termo de Teytal 24h más tarde, si no que a veces la vida es así o si eres creyente del horóscopo a lo mejor eres Aries y ella Taura y yo que sé, si yo ni creo en eso.

En fin, que dejo de enrollarme aquí porque tengo pedidos que preparar y como no salgan hoy si que os van a llegar tarde. Disfrutad del día.

 

Regresar al blog

Deja un comentario